De gran atractivo para todos por su riqueza tanto en sensaciones como en variedad de paisaje en el transcurso de la misma, el descenso de cañones o barranquismo practicado en Asturias abarca un abanico muy amplio de personas y de edades, sin importar la experiencia que uno tenga, ya que hay barrancos aptos para cualquier nivel.

          

La actividad transcurre siempre por el cauce del rio seleccionado y para realizarla haremos uso de cuerdas para poder rapelar (hay algunos de iniciación que no hace falta). También habrá que saltar a pozas, deslizarte por toboganes naturales, etc... Es un deporte atractivo y divertido en el que podrás ver paisajes que nunca podrías haberte imaginado. Adaptado a todo tipo de personas y edades a partir de 10 años.

La zona baja del cañon es apta para la iniciación con toboganes, saltos y cascadas para rapelar. 

La zona alta para los más atrevidos o gente experimentada con toboganes , grandes saltos y varios rapeles de más de 10m de altura.